¿Qué hacer ante el actual escenario del COVID-19?

Hechos son amores. Este dicho popular, que me enseñó mi abuela, sugiere entre otras cosas, que el amor hay que demostrarlo, además de imaginarlo, platicarlo o escribirlo, por que es al hacer que se crea, se construye y se fortalece el amor; en mi experiencia personal, he acuñado la frase: “el corazón de una mujer se conquista todos los días”, en alusión a qué debo ser constante para mantenerme enamorando a mi esposa, desde que éramos novios hace poco más de 25 años.

Bajo las inéditas circunstancias que ha generado la pandemia del COVID-19, más lo que se avecina, sin duda que habrá que asumir responsabilidad para enfocarnos en nuestro círculo de influencia, entender los escenarios posibles, revisar nuestros objetivos y metas, así como nuestros planes y, sin embargo, estando o no completamente preparados para este futuro incierto, hay que pasar a la acción.

Si consideramos, como en el caso del amor, que para lograr una meta debemos ejecutar acciones cotidianas, en dónde requeriremos constancia y disciplina, para llegar a dónde realmente queremos, debiéramos desarrollar hábitos, que nos permitan actuar de manera continua, e impulsarnos en dirección a nuestro objetivo. Por ejemplo, este tema de salud por el nuevo coronavirus requiere de hacernos de los hábitos de lavarnos las manos cada hora, limpiar (“sanitizar”) nuestro espacio de trabajo o de convivencia cotidiana, cuidar nuestra alimentación, estar monitoreando nuestra temperatura, mantenernos atentos a nuestro cuerpo, a cómo nos sentimos, estar al pendiente de la salud de quiénes nos rodean, en fin…

Tanto por hacer ante la pandemia del COVID-19, con acciones que sólo te corresponden a ti, así que te toca solo a ti decidir cuáles, de que forma y a partir de cuándo; seguramente deberás revisitar tus metas y tus planes, analizar escenarios, mantenerte al pendiente de tus emociones, trabajar con tu diálogo interior, y en general: hacer, hacer y hacer.

Porque de dichas acciones, tendrás una gran oportunidad de aprender, de ti mismo y de tu círculo de influencia, de lo que funciona y de lo que no, de que te contribuye más para alcanzar tu meta en los nuevos escenarios derivados de los impactos del COVID-19, de lo que sí alinea con tus valores y con tus prioridades, así como lo que deberás dejar de lado, validar si tus creencias te ayuda o te limitan, incluso desarrollar nuevas creencias; y todo esto se facilita cuándo pasamos a la acción, cuándo lo intentamos, cuándo avanzamos y cuando retrocedemos.

Revisa para cada acción tu nivel de compromiso, antes, durante y después de llevar a cabo la acción, y cuestiónate si estás o no, comprometido al 100% con la acción que vas a ejecutar, ya que en esta valoración podrás encontrar nuevos aprendizajes y hacerte preguntas cómo ¿a qué se debe que no estoy comprometido totalmente? ¿Qué me motiva a comprometerme a tope?

Diseña tu plan de acción para aprovechar las oportunidades que se te presentan con la actual situación, en estos tiempos del nuevo coronavirus, y de manera continua califica el avance logrado, así podrás confirmar lo planeado o efectuar ajustes, y regresar a la acción; este proceso es clave, y se conoce como “feedback”, en dónde la pieza clave es generar aprendizaje para mejorar tu desempeño en lo que estás realizando, y comprobar de manera continua que te encaminas a lograr tus metas.

Claro está, este proceso de pasar a la acción, también lo podrás realizar con el acompañamiento de un Coach profesional, mi recomendación es que sea de la International Coaching Federation (ICF).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by