A raíz del COVID-19 ¿reformulo mi meta o el plan para lograrla?

Un amigo me contó que cuándo la crisis económica de México en diciembre de 1994, y que se agudizó en 1995, consideró migrar a otro país para empezar de nuevo, un poco decepcionado de todo lo que ocurría hace 25 años, pues creía imposible que pudiera superar aquella tragedia que sufrió el país, ante un entorno complejo y derivado de decisiones equivocadas de quiénes estaban al mando del gobierno.

En aquel tiempo no contaba con el apoyo de un Coach profesional, pero sí de uno casual o debo decir casi empírico, que tuvo a bien hacerle algunas preguntas: ¿cómo iba a iniciar una nueva vida en otro país? ¿Qué diferencia había en empezar de nuevo en ese otro país? ¿Quién o quiénes lo apoyarían? En fin, una conversación que le permitió desencadenar una serie de reflexiones, que finalmente lo llevaron a decidir dos hechos clave en su vida: permanecer en México y casarse.

Al platicar con aquel Coach empírico, se dio cuenta de que, para alcanzar sus metas, tenía que asociarse con alguien, ya que sí algún objetivo que antes de la crisis, lo consideraba alcanzable en 5 años, en la nueva circunstancia implicaba ahora 10 años, o bien, al surgir cambios en el contexto del país y de la economía, ciertas metas que se había propuesto ya no resultaron tan relevantes para él.

En otras palabras, una situación de crisis puede llevarnos a cambiar nuestras metas, o bien, a modificar el plan original, incluido el plazo, para lograrlas, pues es posible que nuestras prioridades cambien derivado de los nuevos escenarios de futuro que se vislumbran, así pues, en aquel año de 1995 el tema de la estabilidad económica era clave para él, y ahora, en el 2020, ante la pandemia del COVID-19, el tema de la salud será una prioridad para muchos de nosotros.

Así que, es normal que sintamos temor o miedo ante la incertidumbre del futuro, entendamos que en este momento se está sacudiendo el mundo entero ante la pandemia del Coronavirus y, desde ya, se están trastocando nuestras actividades, nuestros planes o nuestros sueños, por lo que en algún momento lo más conveniente será revisitar nuestras metas y los planes para lograrlas.

Tendrás que identificar que ha cambiado en tu interior, en tus prioridades que, si bien tus valores y principios seguramente continuarán intactos, bajo las nuevas circunstancias ahora algunos te parecerán más primordiales que otros; es posible que incluso, en lo que llevamos de enfrentar la pandemia o en los meses por venir, encuentres algo más profundo en tu ser que, con esta sacudida del llamado COVID-19, empiece a brillar en tu interior, haciendo de esta ocasión una oportunidad inmejorable.

Y así, sea que requieras replantear tus metas, o rediseñar tus planes de acción, trabajar con un Coach profesional será de gran utilidad para que obtengas claridad en medio de la vorágine que está provocando el contexto mundial y local, los desafíos de salud y económicos que vivimos más los que están por venir y que, sin embargo, no tienen porque abatirte; por el contrario, pueden representar un punto de quiebre para renfocarte en tus metas prioritarias, cambiar la estrategia, o una combinación que te permita trazar un camino más favorable para ti.

Por supuesto que no es novedad la dicotomía entre el “qué” y el “cómo”, y ante un cambio del panorama, como el que se ha presentado con la pandemia, resulta pertinente adentrarse en esta reflexión, para cuestionar si el lugar al que queremos ir sigue siendo nuestro objetivo, y si el camino por el que transitamos es el mejor para llegar allí, en especial, considerando las implicaciones derivadas del nuevo escenario en el que estamos viviendo.

Este trabajo reflexivo de revisión de metas y planes, confrontando los “qué” versus los “cómo”, puede ayudarte a generar aprendizajes del camino andado, a buscar otros recursos, a fortalecer tu diálogo interno para entender todo lo que tienes, con quiénes cuentas, tus talentos, tus capacidades, tus competencias, y desde ahí volverte a proyectar hacia el futuro, con un renovado ánimo.

Así que esta época, por difícil que parezca, puede ser el tiempo idóneo para un proceso de coaching, como siempre, mi sugerencia es que consideres a un Coach miembro de la International Coaching Federation (ICF), que te acompañe en el análisis y decisión de si debes reformular tus objetivos, o tus planes, o un poco ambos, para lograr lo que en verdad te haga sentir bien, que te lleve a un sitio más seguro, en dónde encuentres la confianza para alcanzar el éxito, como sea que tú lo entiendas, justo en estos tiempos, de crisis y oportunidades, del “Coronavirus”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Quieres saber más?
¡Hola!
¿Qué podemos hacer por ti?
Powered by